Los primeros días

Cuando vaya a recoger al cachorro recuerde llevar una caja o jaula para perros con periódicos, en caso de que vaya solo. Si va acompañado, su compañero(a) puede llevarlo en los brazos, cubierto con una toalla o frazada si hace frío. Si comienza a salivar o a verse muy agitado, detenga el carro por unos momentos para permitirle que se calme. Lleve periódicos extra para tener a mano en caso de que se mareé y vomite. Mientras más viaje, más pronto se acostumbrará al carro. En general, evite que el cachorro sufra cambios bruscos de temperatura, ya que éstos podrían causarle trastornos respiratorios. Si debe dejarlo solo en el carro, recuerde abrir un poco las ventanas para que le entre aire. No lo deje solo en el carro cuando hace mucho frío o calor.

Es natural que el cachorro sea la novedad para la familia los primeros días. Sin embargo, evite alborotarlo de más para que él pueda descansar y relajarse mientras se acostumbra a su nueva situación lejos de su madre y hermanitos. Trate de que los períodos de juego sean cortos y permítale dormir muchas veces al día. Permítale conocer sus nuevos alrededores, especialmente el área que usted ha elegido como su nueva habitación. Si tiene otras mascotas o niños, supervise sus primeros contactos. Enséñele a su niño a tratar a su nueva mascota con consideración y respeto. Asegúrese de que todas las personas que quieran cargar al cachorro sepan hacerlo correctamente. Se debe colocar una mano debajo de las patas traseras y la otra en el pecho. Nunca lo levante por la patas delanteras o agarrando la piel del cuello. Evite cargarlo continuamente.

Desde el principio y hasta que tenga por lo menos 4 meses de edad destínele al cachorro un lugar especial dentro de la casa que no sea frío ni húmedo, y que no tenga corrientes de aire ni objetos peligrosos. Colóquele allí una caja, cesta, o cama especial con una prenda de vestir usada (para que relacione el olor del dueño con la tranquilidad e independencia). La cama debe ser lo suficientemente grande para permitir que se levante, se dé la vuelta y se pueda estirar completamente al acostarse. Sin embargo, no debe ser tan grande como
para que pueda ensuciar un lado y acostarse tranquilamente en el otro. Es común, que en cuanto lo deje solo en la cama empiece a llorar. Una manera para que extrañe menos es colocando un reloj cerca de él que simule el corazón de su madre. Otra es colocando en la cama algún muñeco de peluche de tamaño similar al del cachorro para que se sienta acompañado. Si llora de todos modos, resista la tentación de sacarlo de su cama y consolarlo para que no se acostumbre a esto. Si usted lo desea, puede tratar de consolarlo acompañándolo sin sacarlo de la cama (particularmente de día). La primera noche déle una cena ligera y permítale tener acceso a un plato con poca agua. Preferiblemente déle agua filtrada, hervida, o purificada.



Desde el primer día en casa, coloque un periódico extendido en el sitio elegido para que el cachorro haga sus necesidades
y enséñelo a encontrar ese lugar por sí mismo. Este lugar debe ser de fácil acceso para él. Recuerde llevarlo a ese lugar después de cada comida, y cada vez que se despierte para evitar que se haga en otro lugar. Seguramente ocurrirán accidentes. No sea brusco o demasiado exigente con el cachorro ya que es probable que él aún no le entienda bien. Mantenerlo en un área no muy grande con acceso al periódico lo ayudará a aprender. Si lo descubre defecando en un lugar inapropiado dígale que NO y llévelo al lugar indicado.Si ocurre un accidente, asegúrese de limpiar el lugar con jabón y algún repelente o producto enzimático para quitar bien el olor.


No saque al cachorro a pasear a la calle sino hasta 10 días después de haber sido vacunado para la rabia. No lo deje estar solo en el jardín o en áreas de su casa donde puedan haber substancias tóxicas y/o objetos peligrosos (insecticidas, venenos, ratas, etc.). Esté pendiente y regáñelo diciéndole que NO si lo ve comiendo o mordiendo cosas prohibidas.

Si después de que su cachorro cumpla los 4 meses va a mantenerlo
afuera de la casa, provéalo con una casa de perros para que se pueda proteger de la lluvia y el frío. Colóquela en la sombra en el verano y en el sol en el invierno. Coloque la casa un poco elevada del suelo en un lugar que drene bien. Protéjala del viento colocando un plástico en la puerta (recuerde dejar espacios para que circule el aire). Colóquele algún material en el piso para que su perro esté mas cómodo y para protegérle de raspones y de la formación de callos en los codos, rodillas y cola.


Alimentación

El cachorro deberá comer unas 3 veces al día hasta los 6 meses. De los 6 meses hasta el año debe comer 2 veces al día. Del año en adelante se le puede dar una sola comida al día o se le puede dividir la ración diaria en 2, dándole una comida en la mañana y la otra en la noche. La comida debe estar a temperatura ambiente. Se debe retirar del plato lo que el perro no consuma en 20 minutos. Una buena opción para alimentarlo es con alguna de las múltiples marcas de alimentos concentrados disponibles en tiendas de mascotas, clínicas veterinarias y supermercados. En general, éstos productos proveen al perro con todo los nutrientes necesarios. Si decide no darle una comida comercial, asegúrese de darle una comida balanceada y la cantidad de calorías correctas (si tiene dudas, consulte un libro de perros o a su veterinario). Aunque su perro indudablemente disfrutará de recibir algunos alimentos extra, evite darle dulces, carnes condimentadas, pan, alimentos viejos, leche, carne de cerdo o de pescado. Los bocadillos deben ser contados como parte de la alimentación. Recuerde que debe tener acceso a agua fresca en todo momento.


Provea al perro con un plato para el agua y otro para la comida construidos de un material irrompible, fuerte y que no se resbale (para que no tenga que perseguir el plato), y manténgalos limpios. Si usted tiene más de un perro, acostúmbrelos a comer en platos separados para evitar problemas, ya que los perros tienden a ser muy posesivos con su comida.



Cuidados e Higiene

El cepillado frecuente (varias veces a la semana) mantiene la piel y el pelo en buenas condiciones. Si su perro es de pelo largo, compre un buen cepillo y acostúmbrelo desde pequeño a ser cepillado frecuentemente. Si es de pelo corto, también lo debe cepillar para quitarle el pelo suelto y mantenerlo brillante.


No bañe a su perro sino hasta después de 10 días de que se le haya aplicado la vacuna de la rabia. Lo debe bañar cuando su piel y pelo se ensucien, o cuando tenga parásitos (pulgas o garrapatas). En general, no es necesario bañarlo más de una vez al mes. Una vez que lo haya cepillado bien, báñelo con agua tibia, en un lugar sin corrientes de aire,
preferiblemente con un shampoo especial para perros. Tenga todos los utensilios a mano (toalla, shampoo, peines, secador de pelo, etc.) para evitar que se enfríe. No permita que el agua le entre a los oídos, ya que podría causarle serios problemas. Enjuáguelo bien para que no le queden residuos de shampoo y séquelo con una toalla. Si es de pelo largo, lo puede terminar de secar con un secador de pelo en el nivel de calor bajo. Asegúrese de que esté seco antes de permitirle salir a un lugar con corrientes de aire. Límpiele las orejas por dentro con un algodón humedecido en aceite de bebé, córtele las uñas para evitar que se le deformen los dedos, córtele el pelo entre los cojinetes plantares para evitar que pise sobre el pelo o se le acumule suciedad, córtele el pelo alrededor del ano para evitar que se le pegue allí el excremento, y límpiele los dientes con una gasa húmeda o un cepillo especial y pasta de dientes para perros (no use pasta de dientes para humanos). Cualquiera de estos cuidados deben hacerse tan seguido como sea necesario, y no solo cuando se bañe al perro. Si desea evitarse el trabajo de bañar a su perro, hay lugares especializados donde lo harán por usted.


Es recomendable cuidar la salud de los dientes de su perro, para evitar su caída temprana. Provéalo con algunos juguetes apropiados para que se entretenga mordiéndolos y a la vez limpie sus dientes. Estos juguetes son una buena inversión, ya que su perro se entretendrá con ellos en vez de con sus muebles, zapatos, y otras cosas del hogar. Es preferible que estos juguetes sean especiales para perros para evitar que los rompa y se trague partes que puedan ser dañinas para él, ya sea porque causan obstrucciones en el intestino o porque sean cortantes.También puede usar huesos de res que no se rompan fácilmente y sean los suficientemente grandes para que su perro no se los trague. No es recomendable que le de huesos de pollo o de cerdo. Algunas personas recomiendan limpiar los dientes de su perro profesionalmente (veterinario) una vez al año.

Recuerde que su perro necesita ejercitarse para mantenerse saludable. Algunas señales de que le falta ejercicio es que estén gordos o que sean nerviosos y sobreactivos en la casa. Los perros más grandes necesitan en general más espacio y hacer más ejercicio. Si no cuenta con mucho espacio, recuerde llevarlo a caminar por lo menos una vez al día con un collar y una correa apropiados. El ejercicio será igualmente beneficioso para usted. Nunca debe sacar a su perro sin correa a la calle. Por consideración a las demás personas, procure recoger el excremento de su perro y depositarlo en un lugar apropiado.

Si va a salir de viaje y no puede llevar a su mascota, recuerde tomar todas las precauciones necesarias para que no le falte nada durante su ausencia.

La Esterilización

Si adquirió una hembra, ésta entrará en celo alrededor de los 6 meses y posteriormente cada 6 meses. Podrá reconocer este período por una ligera inflamación de la vulva, seguida de un leve sangrado; estos signos tendrán una duración de 7 a 11 días. Es preferible que esterilice a su perrita antes de que tenga su primer celo, es decir, a partir de los 3 meses de edad. Si la hembra no ha sido esterilizada, manténgala alejada de cualquier macho, ya que un descuido puede acarrear cachorros no deseados. La esterilización le evitará los contratiempos asociados con el celo y beneficiará la salud de su mascota a largo plazo.Este sencillo procedimiento elimina el riesgo de cáncer en los ovarios y aparato reproductivo en las hembras, y de cáncer en los testículos y enfermedades de la próstata en los machos. Los perros machos pueden ser esterilizados a partir de los 5 meses de edad.

Síntomas de Enfermedad y Vacunas

Algunos síntomas que ameritan que se lleve el cachorro al veterinario son: a) pérdida de apetito, b) pérdida de alegría, c) mucosidad blanca lechosa o verdosa en la nariz, d) excremento suelto sanguinolento o mucoso, e) vómito, f) pérdida de peso, g) orina con sangre, h) rechazo de su rutina habitual de juegos o paseos.


Debe vacunarlo contra Parvovirus, Moquillo, Leptospirosis, Hepatitis, Adenovirus, Parainfluenza y Rabia. Los cachorros deben recibir su primera vacuna al cumplir los 2 meses de edad, y necesitan ser revacunados 3 semanas después. Se recomienda aplicar 3 dosis de Parvovirus y 3 de Moquillo. Como la protección de las vacunas no es efectiva de por vida, debe revacunarlos anualmente. También desparasítelos 2 veces al año.


El Entrenamiento- Ejercicios de Subordinación

Los siguientes ejercicios de subordinación tienen la finalidad de que el perro aprenda que su posición dentro de la familia es la más inferior. Con esto se evitaran problemas de agresividad contra los miembros de la familia; además de que el perro aprende a confiar totalmente en sus dueños. Toda la familia debe hacerlos. Los niños deben de hacerlos bajo la supervisión de sus padres, para que el perro aprenda a respetarlos a pesar de su edad y tamaño. La primera semana deben efectuarse 5 veces al día, posteriormente 1 o 2 veces al día durante todo el crecimiento del cachorro.

Ejercicio 1: Elevaciones

1) Levante al cachorro sujetándolo por atrás de las patas delanteras y con la cara hacia usted, 2) Estire sus brazos y mírelo directamente a los ojos, 3) Si forcejea, eleve la voz diciéndole ÒnoÓ y sacúdalo, 4) Cuando se quede quieto háblele suavemente felicitándolo, 5) Mantenga esta posición de 15 a 45 segundos, 6) Repita este ejercicio hasta que el cachorro no luche por soltarse, 7) Trabaje con este ejercicio en diferentes lugares dentro y fuera de la casa.

Ejercicio 2: Inversión

1) Sentado en el piso, volteé al cachorro con las patas hacia arriba sujetando la cabeza con una mano y con la otra sosteniéndole la espalda. Si el cachorro es grande colóquelo sobre sus piernas en esta misma posición, 2) Repita los pasos 3 al 7 del ejercicio 1.

Ejercicio3: Para cachorros grandes

1) Con el cachorro de pie, colóquese como si lo fuera a montar, con la cabeza en la misma dirección que él, 2) Coloque sus manos bajo el pecho, por detrás de las patas delanteras y entrelace los dedos por debajo, 3) Levante las patas delanteras durante unos 15 a 45 segundos, 4) Si el cachorro trata de liberarse regáñelo y con una mano sacúdale la piel del cuello, 5) Cuando se calme háblele suavemente, felicitándolo, 6) Repita los pasos 6 y 7 del ejercicio 1.

Ejercicio 4: Posición de Subordinación

1) Coloque al cachorro acostado sobre un costado con las patas apuntando en dirección contraria a usted. Con una mano sujételo del cuello y con la otra presione el cuerpo. 2) No le permita sacudirse, levantarse o morder sus manos, sólo regáñelo y con la mano que tiene en el cuello sacúdale. Cuando se quede quieto, felicítelo. 3) Repita los pasos 6 y 7 del ejercicio 1. 4) Cuando se acostumbre a permanecer en esta posición, juegue con sus patas y dedos. Abrale la boca y coloque los dedos entre sus dientes. Todo esto ayudará a que él confié en usted. Regáñelo si se resiste y felicítelo cuando lo tolere.

También es importante entrenar a su perro a obedecer algunas órdenes básicas como sentarse y quedarse quieto, a no saltar sobre la gente y en general a ser sociable para que sea un miembro aceptable de su familia y la sociedad. Usted puede aprender a entrenar a su perro a través de la lectura de alguno de los numerosos libros en la materia o puede llevar a su perro a aprender con una persona experta en el área


 
Cuidado del Cachorro
c ¿Quiénes Somos?
c Adopciones
c Encuéntrame
c Cuidado del PerroQuienes_Somos.htmlAdopciones.htmlEncuentrame.htmlCuidados_del_Perro.htmlshapeimage_2_link_0shapeimage_2_link_1shapeimage_2_link_2shapeimage_2_link_3
c Cuidado del Gato
c Esterilización
c Próximos Eventos
c Galería de EventosCuidados_del_Gato.htmlEsterilizacion.htmlProximos_Eventos.htmlGaleria/Galeria.htmlshapeimage_3_link_0shapeimage_3_link_1shapeimage_3_link_2shapeimage_3_link_3
c Los Animales y Nosotros
c Anécdotas
c Patrocina una Mascota 
c Contáctanoshttp://201.140.79.178:80/fmi/iwp/cgi?-db=Patrocina&-startsessionContactanos.htmlshapeimage_4_link_0shapeimage_4_link_1shapeimage_4_link_2shapeimage_4_link_3
c Ligas
c Tienda Virtual
c MiembrosAsociaciones_Protectoras_en_Mexico_y_el_Mundo.htmlTienda_Virtual.htmlMiembros.htmlshapeimage_5_link_0shapeimage_5_link_1shapeimage_5_link_2